El campeón
"Somos más fuertes y estamos mejor equilibrados", afirma José Mourinho sin morderse la lengua en referencia al nuevo perfil del Inter, "un grupo que me gusta". Hay que decir que el portugués, a quien se ha encomendado la misión de construir una escuadra competitiva en Liga de Campeones de la UEFA, ha cortado por lo sano y ha emprendido una pequeña revolución en sus filas al dejar marchar, además de a Ibrahimovic, a históricos como Julio Cruz (Lazio), Hernán Crespo (Génova) y Luis Figo (fin de contrato).

En compensación, Mourinho contará con Lúcio, ex zaguero brasileño del Bayern de Múnich, para hacer jugar a su defensa más arriba, compactar las líneas y aliviar la presión sobre Júlio César, que se postula más que nunca para el título de mejor guardameta del mundo. Thiago Motta será el enlace con los dos delanteros, uno de los cuales será su antiguo compañero en el Génova, Diego Milito, autor de 24 goles en el curso anterior. La asociación de este último con Samuel Eto'o se anuncia demoledora, especialmente después de constatarse su complementariedad en los encuentros de fogueo.

"Antes todo giraba en torno a Zlatan. Con este equipo, que jugará más arriba, podremos controlar mejor el juego y abrir en profundidad para los dos puntas que evolucionarán en registros diferentes", explica El Especial, quien por lo visto tiene planeado alternar entre un 4-3-1-2 y un 4-3-3 resueltamente más ofensivo.

Los demás favoritos
El Juventus se ha reforzado considerablemente pese al adiós de Pavel Nedvěd. Ciro Ferrara ha sido confirmado en el cargo de entrenador a sus 42 años y ha hecho reconstruir la columna vertebral de la Vecchia Signora con un énfasis particular en la defensa. El regreso del "viejo" Fabio Cannavaro, de 35 años, le va a permitir emparejarlo con Giorgio Chiellini y alinear la bisagra de centrales de la Nazionale. Como bastión de reserva actuará el uruguayo Martín Cáceres, prestado por el Barça.

En el centro del campo, el brasileño Felipe Melo, proveniente del Fiorentina, se encargará de las labores de limpieza y dejará las llaves del juego a un trío de ingenieros: el eterno Alessandro del Piero, por la banda izquierda; Diego, hasta hace poco cerebro del Werder Bremen, por el eje central; y Amauri, por la derecha. Ferrara, entrenador joven pero viejo zorro del catenaccio, no dudará en recurrir a un esquema defensivo más riguroso si se hiciera necesario. Por lo demás, las aportaciones  de Sebastian Giovinco, David Trezeguet y Nicola Legrottaglie, que aspiran asimismo a un puesto de titular, convierten a los Bianconeri en un efectivo bien abastecido, bien capaz de poner fin al monopolio del Inter.

En su debut al mando del AC Milan, el brasileño Leonardo, de 39 años, tiene como tarea hacer olvidar a Kaká. Al mismo tiempo, deberá pasar la página del cuarentón Paolo Maldini, cuya reciente jubilación ha dejado un enorme vacío en la defensa milanesa. Seguro que le servirá de ayuda el retorno milagroso de Alessandro Nesta, repuesto de sus recurrentes lesiones, que se entenderá en la zona central de la zaga con el brasileño Thiago Silva o el estadounidense Oguchi Onyewu, procedente del Standard de Lieja.

Para reemplazar a Kaká, la fórmula es más osada. Según parece, ha habido un pacto de honor con Ronaldinho, discreto en la campaña anterior, con el propósito de que recupere la reverberante forma que desplegó en sus mejores tiempos en el Barcelona. Sobre el papel, el tridente Ronaldinho-Klaas Jan Huntelar-Alexandre Pato da miedo a cualquier defensa, pero todavía hace falta que la mayonesa cuaje, lo que no ha ocurrido durante los compromisos de pretemporada: el balance hasta la fecha es de una única victoria en diez partidos y 9 goles a favor por 17 en contra. "La motivación marcará la diferencia. Acuérdense de 2007. Pensaron que el equipo estaba acabado y ganamos tres trofeos", arguye Leonardo para motivar a sus tropas.

Otros aspirantes
Como de costumbre, el AS Roma depositará su confianza en su capitán, Francesco Totti, que una vez más ha prolongado su contrato con el club de su vida. El Fiorentina, pese a sus numerosas modificaciones, procurará revalidar su meritorio cuarto puesto del último ejercicio con Alberto Gilardino y Adrian Mutu como puntas de lanza. Por último, se seguirá con expectación el desempeño del Nápoles y de su flamante delantera, conformada por Ezequiel Lavezzi y Fabio Quagliarella.

Jugadores a seguir
La mezcla Milito-Eto'o se prevé explosiva, Crespo irá a Génova con ganas de desquite, y el joven prodigio Giovinco espera disponer de más minutos para merecer una plaza en la lista de los 23 italianos que concurrirán a Sudáfrica.

fifa.com